aceite de oliva

El Aceite De Oliva De Navarra

Un poco de historia

El olivo siempre ha formado parte activa del pasado y del presente de esta zona de España como lo es Navarra.  Esto ha sido desde tiempos inmemorables aproximadamente desde unos 2.000 años atrás los fenicios, romanos y griegos perfeccionaron primeramente las técnicas para el cultivo de esta especie y luego los árabes culminaron con esta tradición tanto del cultivo como de la mismísima extracción de dicho aceite.

Seguidamente con el paso de los siglos esta producción ha gozado de temporadas de oro y de precisos bajones en la producción, altibajos propios de cualquier actividad económica que se deja regir por las reglas dela economía y de la naturaleza. Pero este aceite de oliva de Navarra tendría que esperar hasta los mediados de comienzos del 1900 para ser verdaderamente reconocido a nivel mundial y comenzar otra época de verdadero esplendor.

Actualmente es uno de los aceites que goza de un prestigio altísimo, con una denominación de origen excelente y que ha recibido innumerables galardones, méritos y reconocimientos de primer nivel. Debemos de recordar que el paisaje de Navarra siempre ha estado impregnado por la filosofía y la vista del olivar, que ha sido adaptado para terrenos áridos y que forma parte integral tanto de la cultura como de la dieta familiar.

Cómo es su calidad

Actualmente este tipo de aceite goza de una excelente reputación y con grandes virtudes para lograr acompañar a la famosa dieta mediterránea, dieta que por ende ha disparado la aceptación de este tipo de aceite al incluirlo en su esencia a nivel primeramente regional y luego al ser exportada a nivel internacional. De esta manera se han disparado las plantaciones convirtiéndole en una siembra intensiva con verdaderos aportes económicos y sociales tanto a la economía local como a la salud de sus consumidores.

Este tipo de aceite de oliva es extraído por medio de procedimientos mecánicos o de cualquier otro tipo de proceso siempre y cuando no altere el resultado final que no es más que lograr la perfecta conservación del aroma, sabor y de las propias características del fruto de donde es extraído.

Este aceite es de calidad virgen extra, lo que nos indica que al menos esta constituido en un 90 por ciento de las variedades autóctonas de la región de Navarra (empeltre – arbequina – arróniz) pudiendo contener solo hasta un máximo de 10 por ciento de otras variedades diferentes. Se puede nombrar que desde el punto de vista estrictamente organoléptico este tipo de aceite mantiene un perfil completamente equilibrado y con la complejidad necesaria para elevar de manera formidable la intensidad del fruto presentándonos un aroma que incluye diferentes matices que pueden ir desde las olivas verdes hasta lograr diferentes especies y también las olivas maduras.

En nuestras bocas resultan desde ligeros hasta medianamente picantes y amargos llegando inclusive a toques delicados de alcachofa, plátano o almendras, esto dependiendo de cada una de las especies autóctonas antes mencionadas.

La mejor manera de colectarlo

La recolección de este fruto siempre debe de llevarse a cabo por métodos de vuelo, o mejor dicho directamente del árbol ya sea que utilicemos métodos tradicionales como el vareo, la vibración o el ordeño, donde se extenderán sabanas sobre el suelo para lograr conservar o preservar lo más posible la integridad física del fruto o también es posible hacerlo con máquinas automáticas cosechadoras especialmente diseñadas para este tipo de colecta.

Su colecta va desde los meses de octubre hasta mediados de febrero donde se comienza con la variedad denominada Arbequina y se culmina con la variedad Arróniz, aquí es costumbre lograr colectar los frutos que mantengan un grado de madures de 3.5 o 4 salvando la excepción de la variedad arbequina que se colecta con algo más de verdor.

Este fruto colectado debe ser transportado a la almazara siempre en forma de granel. Lo que nos indica que se deben de utilizar cajas o cualquier tipo de contenedor que sea rígido y en cantidades limitadas. Obviamente con la firme intención de lograr evitar al máximo el deterioro de la fruta, de aquí radica la prohibición de su transporte en sacos, ya que definitivamente producirá que la fruta llegue malograda a su destino. Este fruto debe procesarse en un plazo no mayor a cuarenta y ocho horas como máximo para logar preservar tanto las cualidades físicas como químicas de las aceitunas.

Su denominación como carácter de calidad

La denominación de origen del aceite de Navarra esta denominada ACEITE DE NAVARRA y se entrega o se destina exclusivamente a la comercialización y elaboración de las industrias que lo procesan y que están debidamente inscritas para llevar a cabo esta tarea con envasados y etiquetados de rigor.

Esta denominación destaca que el resultado final debe de ser un aceite de oliva virgen extra con una acidez por debajo de los 0.5 grados con cero defectos y con un frutado perfecto y superior a 3. Es indispensable que las botellas mantengan siempre visible el logotipo de esta denominación de origen y su respectiva contra etiqueta con la debida numeración.

Esta certificación de origen es única y exclusivamente otorgada por El Instituto de Calidad Agroalimentaria de Navarra (ICAN), este instituto certifica todo el proceso y la línea del tiempo completa para confirmar que este aceite cuente con la debida calidad ofrecida.

Consideraciones finales

Definitivamente uno de los mejores aceites de oliva del mundo en la actualidad, que sufre un estricto proceso de producción y con una calidad evidentemente monitoreada y certificada al detalle para el disfrute de su exquisito sabor y de los múltiples beneficios que este alimento aporta a nuestra salud.

Finalicemos con el perfil característico de los aceites de oliva que cuentan con la denominación de origen ACEITE DE NAVARRA.

  • Una acidez máxima de 0,3º
  • Un índice máximo de peróxidos de 15 mEq O2
  • Un mínimo de 72 % de ácido oléico
  • Una media del frutado con un mínimo de 4,5
  • Una media de defecto de 0
  • Una media del amargo que sea superior a 1,5 e inferior a 4,0
  • Una media del picante que sea superior a 2,0 e inferior a 4,0
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo Aceite de Navarra

Copyright © 2019 Aceite de Navarra | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba